ÁTICO EN EL CENTRO


Amplio, clásico y luminoso

Al entrar en éste ático, lo primero que se precia es la sensación de amplitud que proporcionan los grandes ventanales soleados, con vistas a la terraza y al centro de la ciudad. Gracias a su ubicación, se pudo utilizar colores vivos que contrastaran con los muebles en blanco hechos a medida en toda la vivienda. Toques alegres de color en tonos turquesa en la cocina, comedor y habitación principal.

Se renovó por completo la cocina, conectándola visualmente con el comedor a través de la ventana corredera hecha a medida. Se colocó una isla de trabajo en el centro y se aprovechó todo el espacio en paredes para almacenaje. ¡Ahora la cocina es el punto de reunión familiar!

Siguiendo con la misma linea cromática, llegamos a la habitación principal. Los muebles del cliente ahora resaltan gracias al papel pintado de la pared frontal. Toques en negro, como las lámparas, apliques y silla del despacho lo dotan de sobriedad.
Por el contrario, en el baño de la suite se decidió hacer un ambiente más calmado utilizando colores neutros en los materiales, muebles y accesorios.

El resultado es un piso práctico, cómodo y con un estilo fresco pero sin renunciar al aire clásico renovado que pedía la vivienda.