Bon Appetit / Ripollet


Menjar natural per emportar, productes gourmet i molt més!

Éste es el leitmotiv de este proyecto y por lo tanto fue el nuestro desde su encargo.
Su propietario quería dejar un mensaje claro, comida sana, natural y hecha como en casa para llevar, quería llegar al público joven y familiar que vive y trabaja en el barrio.

Lo primero que tuvimos claro fue hacer una cocina abierta, para que el cliente pudiera ver qué y como se cocinan las súper hamburguesas caseras de los viernes, o los rollitos de filete con foie….
Después, una pequeña barra degustación para los que antes de decidir quieren probar!
Por último, se revistieron los frigoríficos y mostradores en madera de pino natural, al igual que la pared acristalada que nos separa la cocina.

El techo se pintó de color gris humo para rebajar la altura y además se delimitó la altura de la pared, aprovechando la misma línea para rotular algunos de los mensajes que el chef quería transmitir a sus clientes.
Este mismo color se utilizó para las lámparas del mostrador y en el centro del local se instaló una araña de bombillas con cables de colores para dar un toque más casual.
Para el suelo del mostrador se eligió un hidráulico estilo vintage en azul y gris, que también nos ayuda a dar este toque fresco y natural, como las plantas aromáticas que se entremezclan con los productos gourmet y para que nuestro chef las tenga bien a mano.