CASA UNIFAMILIAR EN 4X8 / sabadell


Esta vivienda ubicada en Sabadell tiene la estructura característica de esta zona del Vallés, edificios entre medianeras de 4mts. de ancho por 8mts. de fondo. ¡Todo un reto!

El resultado de un trabajo intenso entre arquitectos, clientes e interioristas concluyó en una casa de 7 medias plantas unidas por un patio central a modo de lucernario, de forma que todas las estancias incluidas los baños disfrutaban de una salida al exterior.
Asimismo se diseñó una escalera totalmente abierta para que todas las plantas mantuvieran esta intercomunicación.
Cada una de ellas alberga una estancia, planta baja garaje, planta 1ª salón con salida a un gran patio.
Planta 2ª cocina y comedor abierto al patio. Planta 3ª suite matrimonio con baño y vestidor. Planta 4ª suite niños con baño incorporado. Planta 5ª Estudio. Planta 6ª Habitación invitados.

Se trabajó intensamente en todas las estancias, sin obviar detalle. Empezando por el garaje que a su vez es la entrada general de la casa, se revistió la pared con ladrillo visto, se dejó el techo con la bovedilla vista y la pared de la entrada se revistió con madera de roble. Para dar mayor amplitud al acceso interior a la vivienda, se fabricó un tabique de madera y cristal. El suelo de parquet de roble inicia en el garaje y continua en el resto de la casa.

En la primera planta se encuentra el salón, con salida a un gran patio. Se diseñó un mobiliario a medida, con gran espacio de almacenaje, muy funcional y versátil con unas puertas correderas que nos permiten esconder el televisor cuando no lo necesitamos.
Desde el salón podemos disfrutar ya del patio central de manera que no dejamos de estar comunicados con la planta superior. El muro que rodea el patio se revistió con piedra natural de bateig, que nos recuerda el contacto con el exterior.

La cocina y comedor se encuentran en la siguiente planta. Desde el comedor y a través de las escaleras y el patio podemos ver el salón y la suite principal. En esta planta se precisaba un aseo de cortesía y el único espacio posible era recortando metros en la cocina. El acceso debía ser directo desde el comedor, por lo que se revistió el muro en madera para esconder al máximo el acceso. El resto de paredes inclusive el techo se empapelaron con papel de Elitis en un gris oscuro para crear un espacio más íntimo.
En la siguiente planta se encuentra la suite principal, con un amplio baño con una ventana que da al patio interior y un gran ventanal en la habitación que da al patio exterior. Los armarios se colocaron en la entrada de la habitación frente el baño, y finalizan dentro de la habitación convirtiéndose en un mueble bajo.