LOFT CON VISTAS / Sabadell


Proyecto de reforma integral de un apartamento con vistas al Parc Catalunya.

Encargo: Convertir un apartamento esquinero de 3 habitaciones, 2 baños, cocina cerrada y un salón comedor, en un confortable loft, dónde todos los espacios estuvieran intercomunicados.
Se hizo una reforma total, dejando el espacio completamente diáfano y a partir de los elementos que no podíamos mover empezamos a proyectar.
Aunque los espacios están comunicados se diferenciaron dos zonas, una de día y otra de noche.
La zona de día gira alrededor de un módulo cerrado que se encuentra justo en el centro de la vivienda y del que no podíamos prescindir ya que teníamos los bajantes y conductos de otros vecinos, así que éste se aprovechó como lavadero, dónde se ubicó lavadora, secadora, caldera,.. Se revistió con piedra de bateig color beige para darle un tratamiento noble ya que es una zona muy transitada y que comunica directamente con la entrada. El resto de paredes de la entrada y distribuidor, se revistieron con madera de roble listado, escondiendo los marcos de puertas.

Los mismos materiales se utilizaron en la suite, tanto en los armarios del vestidor y del baño como para la gran puerta corredera que separada la habitación de la zona polivalente dedicada a despacho, taller y sala de música.

Éste espacio queda separado parcialmente con el salón por una pared a modo de armarios para poder aprovechar al máximo el espacio. Asimismo se diseñó un mueble bajo corrido que va desde el salón, pasando por el despacho y llegando a la habitación. Un mueble lacado de color blanco con un sobre de piedra color beige.

La pared destinada a cabecero también se revistió de piedra de bateig como la el módulo central, con la intención de dar continuidad en todos los espacios.

Las paredes del baño se revistieron con piezas de Silestone Blanco Zeus de gran formato, y la única pieza a destacar es el revestimiento de madera tropical de iroko del Jacuzzi.

La cocina se diseñó con el mismo roble listado, editado por la firma Boffi, pero esta vez se eligió en un color gris oscuro para romper completamente con el resto del espacio. Por expresa petición del cliente, que quería un espacio para cocinar dónde sentirse cómodo y donde poder celebrar cenas con los amigos, se diseñó una gran isla dónde se ubicaron los fuegos y una gran campana central.

El segundo baño, destinado a visitas y a su vez a zona de relax con la construcción de un Hamman y una Sauna Finlandesa de la firma Freixenet, realizada también en madera de roble.