REFORMA INTEGRAL / Sant Cugat del Vallès


¡La cocina todo un reto!

Estamos en una sociedad que evoluciona continuamente, nos movemos de un sitio a otro, trabajamos desde de cualquier punto, estamos conectados continuamente con lo que pasa en nuestro alrededor y esto ha cambiado nuestras casas y la manera de vivir en ellas.

Por eso cuando entramos en un piso de estructura convencional con recibidor, cocina, salón comedor, y pasillo con habitaciones, en el que además nunca nos sobra espacio, lo primero que hacemos es eliminar puertas, se dejan las estrictamente necesarias y si es posible las convertimos en correderas mediante el sistema Krona.
De esta manera ampliamos y abrimos espacios consiguiendo que queden intercomunicados entre si.
Ahora pueden guardar la compra en la nevera, poner una lavadora,.. sin necesidad de tener que cerrar la puerta de la cocina, y además nos permite tener más tráfico dentro de ella.
Lo mismo sucede en el baño de la suite, ahora la circulación es más fluido y además en hora punta se puede dejar la puerta abierta sin molestar a nadie.
Los colores claros, la homogeneidad de materiales y un cambio en la iluminación nos ayudaran a ampliar visualmente el espacio y harán que nos sintamos más cómodos.

La cocina todo un reto!
Nos encontramos con una cocina muy estrecha, y con poco espacio de almacenaje, incluía lavadora, secadora, calentador y un espacio para guardar escoba y aspirador. Además el cliente quería una fregadera doble y no quería renunciar a su antigua mesa de comedor!!
Así que no había mucho margen de maniobra.
El reto fue esconder todos los aparatos posibles, eliminar huecos inútiles, disimular columnas, e integrar al máximo los armarios. Y éste fue el resultado.