SUEÑO CUMPLIDO


Sin perder ni un centímetro

Compraron éste piso al casarse y con los años la familia aumentó y sus necesidades también. ¡La casa necesitaba crecer con ellos! Nos encontramos con un piso oscuro, con falta de espacio, mal aprovechado y organizado.
Se nos pidió un piso más amplio, luminoso y donde poder caber una familia de 4, cada uno con su propio espacio. ¡ Y es que 65 m2 dan para mucho!

Se modificó la distribución, añadiendo un aseo, una zona de lavadero escondida detrás de dos puertas integradas en el salón , una zona de despacho en el comedor y una cocina semi-abierta. Esto, junto a los tres dormitorios, el baño principal y la terraza, forman éste piso, al que no le falta detalle.

Se creó una caja neutra: paredes, mobiliario, suelo, panelados, cortinas.. Todo en tonos claros para crear continuidad, uniformidad, y dejar a los elementos móviles la función de dar color.
Se consiguió arrastrar la luz hacia el interior, dejando que pudiera reflejarse en todas las superficies.

Muebles a medida para no perder centímetros, lámparas de diseño reconocido o un divertido papel de Cole&son son algunos de los detalles que completan la reforma integral.

Objetivo cumplido: Inyectar luz, orden y amplitud